Buscar

En el taller de Fernando Herranz.

Nos conocimos hace un par de años en una feria en Ávila. Su trabajo en piedra nos llamó poderosamente la atención y cuando charlamos con él y nos contó la historia que había detrás de la primera menina en piedra que hizo... nos enredó en su personalidad y así, hoy seguimos formando parte de su red y él es un imprescindible de nuestro día a día.



¿Cuándo y cómo empezó a picarte el gusanillo?


Creo que siempre me atrajo, en el colegio teníamos clase de pretecnología y nos enseñaban a hacer muchos trabajos y al final de curso se exponían los mejores, y cada año esperaba ese momento expectante para ver si alguno de los míos era seleccionado, cosa que ocurrió alguna vez.

Más adelante, un poco más mayor, con mis primeros ahorros trabajando como jardinero, me compré mis primeros pinceles, óleo, lienzos y también alguna pintura pastel con la que realicé varios cuadros y dibujos que formaron parte de una exposición colectiva en el Ayuntamiento de mi pueblo natal, junto con una pintora vecina de la localidad.


A medida que pasaron los años poco a poco dejé de un lado la pintura, el trabajo era muy exigente y terminaba muy cansado, sin motivación ni ganas de seguir plasmando mis colores sobre un lienzo, si a esto añadimos que la vida en un pueblo pequeño es muy corrosiva... me fui desanimando poco a poco.


Mi profesión de adulto en el mundo de la construcción me ocupó muchos años y me permitió crear “cosas grandes” pero me dejaba sin tiempo ni energías de dedicarme a trabajar en cosas más artísticas.


¿Con qué materiales trabajas?


Fue después de la última crisis, hacia el año 2015 viendo una exposición de un coleccionista particular, cuando me comencé a animar de nuevo y empecé a crear obras, esta vez con materiales distintos a los que siempre había utilizado, piedra, acero, papel...materiales que tenía al alcance de las manos y principalmente restos de las obras de construcción.

Cuando encuentro un material, me viene a la cabeza rápidamente en qué puedo transformarlo, qué posibilidades tiene y que puedo hacer con él, aunque realmente, todos los materiales merecen que les demos una oportunidad porque todos tienen posibilidades.


Una piedra de fácil esculpido y bonito acabado, un trozo de acero con un simple corte, un buen acople, un pedazo de madera que aprovechando sus formas sus vetas, sus desperfectos se puede transformar en una pieza sorprendente…


El papel o el cartón reciclado de casa, un saco de cemento, incluso las latas del bocadillo pueden inspirarme.


Por eso siempre digo que todos los materiales tienen algo, unos lo muestran por sí mismos y otros lo tienen oculto… hay que buscarlo.

¿Cuál ha sido el proyecto que más te emocionó?


Cada obra tiene un encanto diferente, unas me gustan por sus formas, otras me gustan porque me hacen recordar en las circunstancias en que la imaginé en mi mente y luego me transportan al lugar donde las he trabajado, por eso para mi, todas tienen su encanto.

Creo que aún recuerdo cuál fue la primera, la segunda …. Y ahora los recuerdos me vienen por temporadas.


La primera me transporta al reto de perder el miedo y animarme a enseñar lo que hacía, el miedo al "qué dirán" y a la incertidumbre … y el reto mereció la pena ….


No sé si es la pieza que más me emocionó pero sí es la más diferente a todas las que he hecho, es una que terminé para una exposición celebrada para los “Días Europeos de la Artesanía del 2019” de la localidad de San Fernando de Henares en Madrid, la llamé “el náufrago”.


Está tallada sobre las ramas de un tronco de madera que cayó en mis manos y enseguida vi la figura … Lo llamé “el náufrago” porque representa a un hombre con los brazos en alto y al que se le sale el corazón de alegría cuando, en una isla desierta, por fin alguien lo encuentra …


Además tengo que agradecer a Susana Aparicio Ortiz, comisaria de la exposición y que además forma parte del equipo de artesanos del EL ARCO ARTESANÍA, que se fijase en mi trabajo y me diera la oportunidad de participar en lo que fue mi primera exposición colectiva de esta etapa.

¿Qué tienes ahora entre manos?


Desde el inicio he realizado manos ….


Las manos forman parte de un lenguaje no verbal que expresan mucho de cada uno de nosotros. y me siento bien haciéndolas


Durante este confinamiento me han venido muchas cosas a la cabeza … el miedo, la incertidumbre, la esperanza …

En la primera fase de miedo e incertidumbre hice una maqueta de papel que representaba mis sentimientos en ese momento.







Ahora estoy en la fase de esperanza que yo la relaciono mucho con las manos, y eso es lo que he estado haciendo en este tiempo, manos de diferentes formas y materiales. Sin dejar a un lado, por supuesto, mis muñecas.


Ahora justamente estoy tallando una de madera de castaño. Y antes que la muñeca de castaño, he hecho una serie de muñecas metálicas con material reciclado, mi última obra de construcción.


¿Qué somos para ti …?


Septiembre de 2018 … un fin de semana que siempre recordaré, donde comenzó nuestra relación de una forma un tanto especial, original y entrañable ….


Para mí, la ilusión y la sorpresa con la que acogisteis mi trabajo en nuestro primer encuentro. Sin conocerme de nada en medio de una multitud de gente, nunca lo olvidaré …


El que gente como vosotros que os dedicáis profesionalmente a este mundo, me hayáis hecho un hueco en vuestro espacio, es algo que nunca hubiese podido soñar.

Para mi sois mi escaparate al mundo, un tremendo apoyo al trabajo que hago y que me anima a seguir trabajando cada día.


Y llenos de orgullo aquí os mostramos algunas de sus meninas que están o han estado dando vida a nuestra tienda.





Más allá de EL ARCO ARTESANÍA con Fernando Herranz.
Abril de 2020 – Collado Villalba. Madrid.


0 vistas

© 2017 El Arco Artesanía. Plaza Mayor 9, 28012 Madrid, España.

+34 91 365 26 80 elarco@artesaniaelarco.com

  • Tripadvisor icono social
  • Google Places blanco Icono
  • Pinterest
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Instagram