Buscar

De paseo. Bajo la sombra de los Árboles.

Árboles singulares de Madrid 2.


Todos los días aprendemos algo y algunos días aprendemos mucho. En cualquier parque tenemos una escuela botánica. Pasear por ellos con los ojos abiertos, nos ayudará a descubrir maravillas que, como todas las cosas vivas, cambian día a día. Conocerlas es apreciarlas y defenderlas.


EL GINKO BILOBA DEL PARQUE DE LA FUENTE DEL BERRO.

El Ginkgo biloba del parque de la Fuente del Berro, es un espléndido árbol centenario situado en la parte de abajo, junto a un pequeño estanque, y pasa por ser el más grande y antiguo de esta especie en la ciudad de Madrid.


El ginkgo es el último representante de la familia de las ginkgoáceas , apenas modificado desde la era de los dinosaurios, que pervive hasta nuestros días y es calificado como "fósil viviente".


En el Sureste de China se le venera como el "árbol de la sabiduría" y es parte de su patrimonio cultural.


El ginkgo crece normalmente en China, Japón y Corea de manera espontánea mientras que en Europa se cultiva en plantaciones. Un primer ejemplar se plantó en Europa, hacia el 1730, en el jardín botánico de Utrecht.

Ginkgo del Parque de la Fuente del Berro.



Es una gimnosperma muy longeva, se han localizado ejemplares con más de 2500 años y necesita un ambiente húmedo para poder crecer.


Es un árbol caducifolio que puede alcanzar los 35 m de altura y su copa estrecha está formada por uno o varios troncos. Sus ramas son gruesas y rígidas y su corteza es de color pardo grisácea o pardo oscura, con surcos y hendiduras muy marcadas.


Las hojas son verde claro y miden entre 5-15 cm, planas y en forma de abanico y suelen presentar muescas o lóbulos.


Los sexos están separados, los ejemplares masculinos presentan inflorescencias amarillas agrupadas y en los femeninos las flores se encuentran en grupos de 2 o 3.


Los frutos maduran a finales de septiembre. Son amarillentos y pequeños su cubierta es carnosa. Una vez desprendida la cubierta queda una semilla dura que, bien tostada, es un alimento muy apreciado en China y Japón.


El Gingko biloba es muy apreciado por su belleza, por su resistencia a la contaminación y a los insectos depredadores, por las propiedades medicinales de los extractos que se obtienen de hojas y flores.

Ha sido usado por miles de años en la medicina china popular y también forma parte de medicamentos de herbolario y homeopatía en Europa.





MELIA DEL PARQUE PALOMERAS.

MELIA, AGRIAZ, CINAMOMO, PARAÍSO (Melia azedasrach)


El Parque Lineal de Palomeras es un parque joven que separa la M-40 del barrio de Palomeras y que va desde el Pozo del Tío Raimundo hasta Moratalaz. Como todos los parques jóvenes, no tiene ninguna presencia arbórea espectacular y en eso consiste su encanto.

Cada vez que paseo por él descubro algo interesante. En esta ocasión ha sido un bosquete de árboles con frutos como garbanzos que enseguida llama la atención del paseante. Se trata de la melia, agriaz o cinamomo, también conocido como paraíso, aunque no confundir con el árbol del paraíso, Eleagnus angustifolia.



Este árbol tiene su origen en el norte de la India y el centro y occidente de China. Parece que vino a Europa desde la India, en 1656. Desde antiguo se ha asilvestrado por muchos lugares. En sus territorios de origen está considerado como un árbol sagrado. Vive bien en climas cálidos, sin tener gran necesidad de humedad. Es poco exigente con la naturaleza de los suelos. Tiene crecimiento bastante rápido y necesidad de luz.

Es poco longevo, alcanzando apenas el siglo de vida.


Melia es el nombre griego del fresno y hace referencia al parecido con el follaje de este árbol. El nombre específico azedarach significa en árabe noble, libre. Aunque su denominación común es agriaz, se ha preferido el nombre de melia, que es como lo conocen los viveristas y jardineros.

Puede adquirir gran altura proporcionando una sombra magnífica al paseante. Sus hojas son compuestas, las flores tienen cinco pétalos, de colores lilas-violetas y desprenden un maravilloso aroma. Los frutos son esféricos, con una agujero central y que quedan colgados de los arboles aun en invierno y hasta bien entrada la primavera.


Sus frutos son tóxicos  y de propiedades narcóticas para los humanos y otros mamíferos pero no para las aves, de hecho, constituyen parte esencial de la dieta de la Myiopsitta monachus o cotorra común. De ellos se puede obtener, por destilación, un gas inodoro e inflamable que se usó para el alumbrado y el fruto seco y pulverizado sirve como insecticida y para defenderse de los piojos.


Su principal uso es ornamental y de sombreo y se suele plantar en paseos, bordes de caminos y carreteras locales, evitando las zonas de esparcimiento público puesto que hojas, flores y frutos caen al suelo.






Fuentes:

- http://caminandopormadrid.blogspot.com/2011/04/el-madrono-veterano.html

- Libro: “El Madrid olvidado”. Ediciones La librería.

- https://arbolessingularesdelacomunidad.jimdofree.com/por-municipios/madrid/paseo-del-prado/

- https://www.fotomadrid.com/verArticulo/203

- Wikipedia






Más allá de EL ARCO ARTESANÍA. De paseo.
Madrid, junio 2020.

14 vistas

© 2017 El Arco Artesanía. Madrid, España.

+34 606 63 49 35       elarco@artesaniaelarco.com

  • Tripadvisor icono social
  • Google Places blanco Icono
  • Pinterest
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Instagram

ENVIAMOS  A CUALQUIER PAÍS  DEL MUNDO